Saltar al contenido
Aromaterapia

Aceite de jojoba

aceite-de-jojoba

El aceite de jojoba se obtiene por primera presión en frío de las semillas maduras del arbusto Simmondsia chinensis.
Esta planta se encuentra en las tierras secas de México, California y Arizona y sus raíces pueden llegar hasta cincuenta metros profundidad buscando acuíferos.

El aceite vegetal que obtenemos de jojoba, a diferencia de otros, no se enrancia fácilmente y se puede conservar mucho tiempo con propiedades intactas. A pesar de tener la textura y apariencia de aceite, realmente no está formado por ácidos grasos en forma de triglicéridos sino que lo forman ésteres de ceras, es decir, que se trata de una cera más que de un aceite.

Tiene más de un 90% de ceramidas, que son las mismas sustancias que recubren la piel y que ayudan a regular su hidratación, y la composición del aceite vegetal de jojoba, también conocido como aceite de yoyoba, es:

  • Ácido eicosenoico (71%)
  • Ácido oleico (14%)
  • Ácido erúcico (11%)
  • Ácido esteárico (10%)

Contiene, entre otras vitaminas, vitamina E que es una gran antioxidante natural que actúa favoreciendo la eliminación de radicales libres.

Propiedades del aceite de jojoba cosméticas

Es un aceite vegetal ideal para utilizar durante los masajes o como desmaquillante. Se puede aplicar en:

Aceite de jojoba para la piel

  • No deja la piel grasa debido a su buena capacidad de absorción, superior a la de otros aceites vegetales.
  • Su uso es recomendable para pieles grasas.
  • Frena la pérdida de agua de las células y favorece la continua hidratación cutánea.
  • Efecto regenerador antes y después del bronceado, por su alta hidratación.

Aceite de jojoba para la cara

  • Tratamiento antiacné gracias a sus propiedades bactericidas.
  • Tiene un efecto antiarrugas y antienvejecimiento.
  • Es un aceite ideal para tratamientos corporales y faciales gracias a su riqueza en vitamina E, es especialmente recomendable para cutis sensibles y grasos o deshidratados.
  • Elimina espinillas y puntos negros.

Aceite de jojoba para el pelo

  • Es excelente para el cuidado capilar: nutre los cabellos secos y quebrados.
  • Tratamiento de la seborrea que ocasiona la caspa aceitosa y la caída del cabello.
  • Se utiliza en caso de cabello graso aplicando durante una hora sobre las raíces antes de lavarlo, o en caso de cabello seco como mascarilla sobre el cabello envuelto en una toalla.
  • Tratamiento antiseborréico: elimina el sebo que se deposita en los folículos pilosos activos obstruyendo el crecimiento capilar.
  • Actúa como protector ante las posibles irritaciones o alteraciones cutáneas producidas por tintes y permanentes.

Consejos de uso

Como ya hemos mencionado, podemos utilizar el aceite de jojoba para limpiar y desmaquillar las pieles grasas y con acné, emulsionando el aceite con agua y retirándolo con una toalla húmeda.

Tratamiento facial hidratante realizando un masaje facial:

Tratamiento facial reequilibrante para pieles grasas: realizar un masaje facial con una cucharada sopera de este preparado:

Fortalecimiento del cabello y tratamiento antiseborréico: en un bote de 100 ml. mezclar:

Aceite Capilar Anticaspa: mezclar 100 ml. de aceite de jojoba:

Ver otros aceites vegetales