Saltar al contenido
Aromaterapia

Aceite de lavanda

aceite de lavanda

El nombre botánico del aceite esencial de lavanda es Lavandula angustifolia y pertenece a la familia botánica de las Lamiáceas.

El aceite esencial de lavanda es el más versátil de todos los aceites esenciales. Más conocido por sus efectos relajantes en el cuerpo, el aceite esencial de lavanda de grado terapéutico tiene grandes resultado para cualquier tema relacionado con la piel. Puede ser utilizado para limpiar cortes, moretones e irritaciones de la piel. La fragancia es calmante, relajante y equilibradora, tanto física como emocionalmente. Llevar contigo una botella de lavanda es como tener tu propio botiquín natural de primeros auxilios allí donde estés.

Sus principales constituyentes son:
– Acetato de linalilo (21-47%)
– Linalol (23-46%)

ORAC: 360 µTE/100g
ORAC son las siglas en inglés para la Capacidad de Absorción de Radicales de Oxígeno. Cuanto más alto es el ORAC de un aceite esencial más capacidad tiene para destruir los radicales libres que producen la oxidación del cuerpo.

La lavanda es un arbusto de tallos leñosos, ramas de espigas alargadas y flores de color morado que desprenden un aroma intenso y fresco.

Esta planta es originaria no sólo de los países mediterráneos de Europa como Francia, sino también de África del Norte. Desde siempre se ha utilizado la esencia de sus flores para la fabricación de lociones y perfumes.

Tiene propiedades calmantes para la mente y el cuerpo de manera que restaura el equilibrio de las personas.

Beneficios del aceite de lavanda

Los principales beneficios del aceite esencial de lavanda son:

– Calma la ansiedad y el estrés emocional
– Ayuda a dormir
– Picaduras de insectos
– Quemaduras
– Eczema y dermatitis
– Náusea y mareos
– Sangrado de la nariz
– Piel seca o agrietada
– Labios agrietados o quemados por el sol
– Caspa
– Acné
– Antiaging porque es antioxidante
– Alivia el dolor
– Alivia los dolores de cabeza
– Herpes labial

Principales usos del aceite esencial de lavanda

Calmante

Para calmar la mente y el cuerpo puedes poner una gota de aceite esencial de lavanda en las palmas de tus manos, hacer una copa con ellas, acercar a la nariz e inhalar. Después, aplica unas gotas de aceite esencial de lavanda en las sienes, las muñecas y los pies para tener un efecto calmante, relajante y equilibrante.

Alivia el dolor

El aceite esencial de lavanda posee grande propiedades antiinflamatorias y sedantes por lo que es ideal para aliviar el dolor.

Por sus propiedades analgésicas se puede usar para tratar dolores causados por la artritis, dolor premenstrual…
Para el dolor de cabeza es muy efectivo diluir 1 gota de aceite esencial de lavanda con 2 gotas de aceite esencial de menta y aplicar sobre la parte posterior del cuello y las sienes.

Piel

Por sus propiedades antisépticas el aceite esencial de lavanda es muy bueno para prevenir o curar problemas de la piel.

Reduce o disminuye las cicatrices de la piel. Aplicar con un masaje leve encima o en alrededor de las áreas afectadas. El aceite de lavanda ayuda a la regeneración de los tejidos.

Mezclar unas gotas de aceite esencial de lavanda con aceite vegetal y usar tópicamente las zonas del cuerpo donde se tenga de eczema y dermatitis.

Aplicar una gota de aceite esencial de lavanda diluida en aceite de coco en los labios cuando están secos y quemados por el sol. De hecho, se puede aplicar el aceite esencial de lavanda en cualquier parte del cuerpo que tenga la piel reseca y cortada.

Aplicar una gota de aceite esencial de lavanda en un corte superficial o una herida para limpiar y matar las bacterias. Además, el aceite esencial de lavanda ayudará a curar las heridas más rápido.

Aplicar unas gotas de aceite esencial de lavanda diluido en macerado de caléndula cuando se tenga un salpullido para reducir el picor y sanar la piel.

Para golpes, especialmente cuando son niños que se caen tan a menudo cuando son pequeños, aplicar aceite esencial de lavanda inmediatamente en la zona para aliviar el dolor y evitar el morado.

Una gota de aceite esencial de lavanda detiene el sangrado por un corte.

El aceite esencial de lavanda también ayuda a parar el sangrado leve en la nariz si lo aplicamos a cada lado del tabique nasal.

Para detener una hemorragia nasal, pon una gota de aceite esencial de lavanda en un pañuelo y envuelve el pañuelo en un pequeño trozo de hielo. Pon el pañuelo entre el labio superior y la base de la nariz y mantenlo así durante el tiempo que sea necesario o hasta que el sangrado se detenga (ten cuidado de no congelar el labio o la encía).

Cuando los conductos lagrimales están obstruidos aplicar una gota de aceite esencial de lavanda sobre el puente de la nariz.

Picaduras de insectos

Aplicar una gota de aceite esencial de lavanda en las picaduras de insectos puede reducir el picor y la posible hinchazón.

Quemaduras

Aplicar 2-3 gotas de aceite esencial de lavanda en pequeñas quemaduras para reducir el dolor y ayudar a que se cure la piel. Aplicar con frecuencia para obtener los resultados esperados.

Ayuda a dormir

El aceite esencial de lavanda ayuda con el insomnio en adultos y también puede ayudar a dormir mejor a niños.
Utilizar aceite esencial de lavanda para dormir es tan fácil como simplemente poner unas gotas de aceite esencial en el difusor, poner una gota sobre la almohada o aplicarse el aceite esencial de lavanda como si fuera un perfume antes de ir a dormir.

Náuseas o mareos

Para aliviar los síntomas de mareos poner una gota en la lengua o detrás del lóbulo de las orejas.

Anti polillas

Poner unas cuantas gotas de aceite esencial de lavanda en una bola de algodón y poner en el armario para alejar insectos y polillas.

Cómo aplicar el aceite esencial de lavanda

A continuación, te mostramos cómo puedes comenzar a usar aceite esencial de lavanda en tu hogar hoy mismo:

– En el difusor: El aceite esencial de lavanda se puede difundir por toda la casa con un difusor de vapor frío.

– También puedes inhalar directamente de la botella o frotar varias gotas en las palmas de tu mano y luego colocar tus manos sobre su cara, a modo de copa, para inhalar.

– Tópicamente: El aceite esencial de lavanda se tiene que diluir con un aceite vegetal como el aceite de almendras a partes iguales antes de aplicarlo sobre la piel.

– Aplicar en los chakras o en los puntos reflejos de los pies.

– Ingestión: Solo el caso de que utilices marcas de aceites esenciales de calidad terapéutica, 100% de grado terapéutico. Revisa cuidadosamente la etiqueta de los ingredientes del aceite esencial y recuerda que el único ingrediente debe ser Lavandula angustifolia. Puedes agregar una gota al agua o tomarla como un suplemento dietético al mezclarla con miel cruda o en un batido.

Ver otros aceites esenciales