Saltar al contenido
Aromaterapia

Aceites esenciales

En este listado podrás encontrar los aceites esenciales más usados. Haz clic en el nombre o en su fotografía para seguir leyendo.

¿Qué son los aceites esenciales?

Los aceites esenciales se encuentran en las plantas y son las sustancias responsables del aroma y parte del sabor de muchas plantas medicinales. Son el producto de estructuras químicamente muy complejas y procesos bioquímicos que se producen en el interior de las glándulas secretoras de las plantas. Su elaboración depende completamente del clima (lluvia, sol, latitud, tipo de suelo…).

En esta fase no son todavía aceites esenciales, por lo que se denominan esencias. Se convierten en aceites esenciales una vez que han sido destilados.

Los aceites esenciales son líquidos, más o menos viscosos, con una densidad generalmente inferior a la del agua.
Su coloración varía, generalmente son casi incoloros (ligeramente amarillos), o tienen colores como azulado (el de manzanilla), verde claro (el de albahaca), o rosa claro como el de la rosa búlgara, otros aceites esenciales tienen colores muy pigmentados como rojizos, marrones, verdes…

Los aceites esenciales son altamente concentrados por el proceso de destilación y muy volátiles.

No son grasos, a diferencia de los aceites vegetales que sí lo son.

Los aceites esenciales no caducan si el proceso de destilación se ha realizado correctamente y son puros.

Pueden deteriorarse por las temperaturas extremas, por las radiaciones ultravioletas y por las vibraciones causadas por ruidos muy fuertes.

Se diluyen fácilmente en aceites vegetales, en materias grasas y en alcohol. No se diluyen en el agua, sin embargo pueden mantenerse suspendidos en ella durante breves periodos de tiempo.

Tienen una gran capacidad de penetración. Se absorben fácilmente por la piel y pasan rápidamente a la circulación sanguínea que los distribuye por todo el organismo. Los aceites esenciales son como el ADN de las plantas.

Un aceite esencial es la fuerza viva de la planta de la cual procede. Es muy parecido a la sangre humana en el sentido de que le ayuda regularse en las distintas funciones de la planta y le ayuda a su salud en general. Así como nuestra sangre nos ayuda a oxigenar, regular y sanar nuestros cuerpos, el aceite esencial hace lo mismo en la planta de la cual procede. Gracias a la relación simbiótica que los humanos tenemos con las plantas, los constituyentes que se extraen de ellas nos ayudan a regular los sistemas de nuestro cuerpo de manera muy parecida a como lo hace por la planta.

¿Qué es el quimiotipo?

El Dr. Daniel Pénoël y P. Franchomme en su libro L´Aromathérapie Exactement explicaron el concepto de quimiotipo por primera vez. En su libro explican que el quimiotipo solo se produce en algunas plantas en concreto y no de forma regular en cualquier aceite esencial.

Esto quiere decir que no todas las plantas al ser destiladas para elaborar aceites esenciales tienen variaciones tan grandes en su composición química como para que se tengan que considerar diferentes quimiotipos de ese aceite esencial. Si que es cierto que hay plantas que producen diferentes quimiotipos, pero esto no quiere decir que todas las plantas lo hagan igual.

El quimiotipo se da sólo en algunos aceites esenciales en concreto, pero es muy importante conocerlo porque el mismo aceite esencial pero con diferente quimiotipo tiene diferentes propiedades terapéuticas debido a la presencia de diferentes compuestos químicos.

¿Por qué las mismas especies de plantas producen diferentes quimiotipos?

Los componentes aromáticos de una planta pueden variar por diferentes causas como:

  • La altura a la que se cultiva la planta
  • Diferente localización geográfica
  • Cantidad de sol que le da durante el día
  • Los componentes del suelo que alimentan a la planta
  • La cantidad de lluvia
  • El viento, etc.

Así que nos podemos encontrar con plantas de la misma especie que pueden producir esencias con compuestos químicos con pequeñas o grandes diferencias. En el caso de que estas diferencias sean muy destacadas hace que el aceite esencial obtenido cambie completamente sus propiedades químicas o biológicas.

Entonces, para diferenciar los aceites esenciales extraídos de cada una de estas plantas, se usa el término quimiotipo que simplemente significa tipo químico o raza química.

En resumen, podemos decir que el quimiotipo se da cuando una planta del mismo género y la misma especie produce aceites esenciales distintos en función del lugar donde crece por el clima, el sol, la altitud, el suelo, etc… que influirá en la composición química del aceite esencial obtenido.

<h3

No se debe confundir las especies de las plantas, los géneros y los quimiotipos. Por ejemplo, la especie de la lavanda (Lavandula) produce varios géneros diferentes que se usan en aromaterapia:

  • Lavandula angustifolia
  • Lavandula stoechas
  • Lavandula x intermedia
  • Lavandula latifolia

Aunque estas plantas y los aceites esenciales que producirán tienen diferentes componentes químicos, no son quimiotipos, simplemente se extraen de la misma especie de la planta pero de diferente género.

Quimiotipos de los aceites esenciales

El quimiotipo es como el carnet de identidad bioquímico de la planta en cuestión. Es decir, la lista de moléculas presentes en el aceite esencial y su concentración. Dos plantas idénticas, que pertenecen al mismo género y la misma especie, podrán producir aceites esenciales totalmente diferentes. Estas diferencias son visibles a nivel de la composición bioquímica de estos aceites y es lo que se denomina el quimiotipo.

Las plantas que producen quimiotipo son el tomillo, romero, albahaca, melaleuca, salvia, y el mirto.

Tomillo (Thymus vulgaris) produce los siguientes quimiotipos:

  • Tomillo QT timol
  • Tomillo QT linalol
  • Tomillo QT tujanol
  • Tomillo QT geraniol
  • Tomillo QT paracinemo
  • Tomillo QT cineol
  • Tomillo QT terpineol

Romero (Rosmarinus officinalis) produce los siguientes quimiotipos:

  • Romero QT cineol
  • Romero QT verbenona
  • Romero QT alcanfor

Albahaca (Ocimum basilicum) produce los siguientes quimiotipos:

  • Albahaca QT linalol
  • Albahaca QT fenchol
  • Albahaca QT eugenol
  • Albahaca QT metil-chavicol

Melaleuca alternifolia produce los siguientes quimiotipos:

  • Melaleuca alternifolia QT 1,8 cineol
  • Melaleuca alternifolia QT terpineol-4
  • Melaleuca alternifolia QT terpiloneno

Melaleuca ericifolia produce los siguientes quimiotipos:

  • Melaleuca ericifolia QT linalol
  • Melaleuca ericifolia QT 1,8 cineol

Melaleuca quinquenervia produce los siguientes quimiotipos:

  • Melaleuca quinquenervia QT viridiflorol
  • Melaleuca quinquenervia QT 1,8 cineol

Melaleuca leucadendron produce los siguientes quimiotipos:

  • Melaleuca leucadendron QT 1,8 cineol
  • Melaleuca leucadendron QT eugenol
  • Melaleuca leucadendron QT linalol

Salvia (Salvia officinalis) produce los siguientes quimiotipos:

  • Salvia officinalis QT 1,8 cineol
  • Salvia officinalis QT alfa-tuyona

Mirto (Myrtus communis) produce los siguientes quimiotipos:

  • Myrtus communis QT 1,8 cineol (mirto verde)
  • Myrtus communis QT acetato de mirtenilo (mirto rojo)

Melisa (Melissa officinalis) produce los siguientes quimiotipos:

  • Melissa officinalis QT eugenol
  • Melissa officinalis QT citral
  • Melissa officinalis QT cariofileno

¿Qué son los hidrosoles?

Los hidrosoles es el agua aromática que queda después de la producción de un aceite esencial a través de destilación de vapor o agua y llevan las propiedades hidrófilas (componentes solubles en agua) de la planta, así como gotas microscópicas de aceites esenciales en suspensión. A los hidrosoles también se les conoce como hidrolatos, aguas destiladas o aguas florales.

Algunas plantas son específicamente destiladas para la obtención del hidrosol en lugar de que el hidrosol sea simplemente un subproducto de la destilación.

Cada litro de hidrosol contiene entre 0.05ml y 0.2ml (menos del 1%) de aceite esencial disuelto, dependiendo de la solubilidad en agua de los componentes de la planta y los parámetros de destilación. Asegúrese de guardar todos los hidrosoles en el refrigerador.

Normalmente duran de 12 a 24 meses.

Los hidrosoles tienen numerosos beneficios para la piel:

  • Se pueden añadir a cremas hidratantes, limpiador para el cutis…
  • Tónico
  • Antiinflamatorio y refrescante
  • Se pueden usar en bebés y niños pequeños
  • Se puede utilizar para humedecer las arcillas

Hidrosoles más comunes

Manzanilla alemana (Matricaria recutita):

  • Ideal para bebés y niños pequeños para la dermatitis del pañal, calmar y relajar y ayudar a dormir.
  • Por sus propiedades antiinflamatorias y refrescantes es muy bueno para afecciones de la piel como eczema, psoriasis, erupciones cutáneas, acné, quemaduras solares…
  • Calmar y equilibrar al sistema nervioso autónomo y calma o reduce los síntomas del estrés.
  • Se puede añadir al baño por sus propiedades calmantes y sedantes.

Salvia sclarea (Salvia sclarea):

  • Astringente e ideal para pieles grasas.
  • Tiene propiedades antidepresivas.
  • Tónico femenino para calambres, síntomas del síndrome premenstrual, altibajos emocionales, sofocos y afecciones relacionadas con la piel.

Siempreviva (Helichrysum italicum):

  • Por sus propiedades antiinflamatorias y refrescantes es muy bueno para afecciones de la piel como eczema, psoriasis, erupciones cutáneas, acné, quemaduras solares…
  • Ideal para pieles secas y maduras.

Lavanda (Lavandula angustifolia):

  • Relajante, calmante y reconfortante: dolores de cabeza, afecciones relacionadas con el estrés
  • Antiinflamatorio y antiséptico
  • Para bebés en el baño o como spritzer para la dermatitis del pañal, problemas para dormir
  • Dolores musculares, esguinces, distensiones, dolor o rigidez muscular

Rosa (Rosa damascena):

  • Astringente, para acné, venas varicosas, para todo tipo de pieles, pieles maduras, sensibles y desvitalizadas.
  • Tranquilizante, calmante.
  • Tónico femenino para calambres, síntomas del síndrome premenstrual, altibajos emocionales, sofocos, síntomas de la menopausia y afecciones relacionadas con la piel.

Función de los aceites esenciales en la planta

Atraer insectos

Los insectos se sienten atraídos por plantas específicas por una de estas tres posibles razones: su aroma, su color o su morfología.

Creación de un sistema de comunicación que inhibe o promueve el crecimiento de las plantas.

Algunas plantas liberan sustancias químicas para evitar que la vegetación competidora crezca dentro de su área o zona. Esto se llama alelopatía.

Protección contra los parásitos y animales dañinos

Las plantas necesitan protegerse de varios tipos de depredadores. Las plantas usan compuestos terpenoides para evitar que los insectos y otros animales se acerquen a ellos.

Defender y proteger: Proporcionar inmunidad

Las resinas y combinaciones complejas de terpenos son liberadas por algunas plantas y árboles, como los árboles de hoja perenne, para actuar como agentes antimicrobianos, antifúngicos y antibacterianos contra una amplia gama de organismos que pueden amenazar la supervivencia de las plantas. Se ha descubierto que los compuestos como las lactonas sesquiterpénicas que se encuentran en plantas como la matricaria, la milenrama y el cardo bendito desempeñan un importante papel en la activación del metabolismo y en el efecto sobre las hormonas.

Regulan la madurez o el envejecimiento de frutos y hojas.

Protegen de la deshidratación o de las quemaduras solares en las zonas cálidas.

Almacenamiento del aceite esencial en la planta

Las plantas almacenan aceites esenciales:

– En estructuras secretoras externas (tricomas glandulares), que se encuentran en la superficie de la planta. Por norma general, tan solo tienes que tocarla para poder notar su aroma que se impregna en tu piel.
Plantas con estructuras secretoras externas: albahaca, lavanda, mejorana, melisa, orégano, hierbabuena, romero, menta verde.

– En estructuras secretoras internas, que se encuentran dentro de la planta. Tienes que romper la hoja o la semilla para obtener el aroma del aceite esencial.

Plantas con estructuras secretoras internas: bergamota, pomelo, limón, lima, naranja y mandarina, especies de eucalipto, clavo, benjuí, incienso, mirra, angélica, alcaravea, semilla de zanahoria, eneldo, hinojo, abeto, cedro, pino, picea, enebro, ciprés, laurel, pimienta negra, cardamomo, canela, citronela, jengibre, limoncillo, nuez moscada, palmarosa, patchouli.

Aplicación tópica de aceites esenciales

Siempre hay que diluir los aceites esenciales en aceites vegetales para aplicarlos en la piel de forma segura y así evitar sensibilidades.

Cuando vas a aplicar un aceite esencial por primera vez, dependiendo de qué aceite esencial vayas a usar, es posible que desees hacer una prueba de sensibilidad aplicando primero el aceite esencial en las plantas de los pies.

Para aplicarte aceite esencial en una parte concreta del cuerpo, puedes utilizar de 1 a 2 gotas de aceite esencial en una cucharadita de aceite vegetal. Aplica 2 veces al día, y puedes aumentar a 4 veces al día si es necesario.

Las zonas donde se suelen aplicar son:

  • Coronilla de la cabeza
  • Sienes
  • Detrás de las orejas
  • Muñecas
  • Cuello
  • Abdomen
  • Sobre los órganos vitales
  • Planta de los pies
  • Tobillos
  • Zona del corazón
  • Puntos reflejos de los pies
  • Pecho y espalda
  • Sobre los chakras

Masaje con aceites esenciales

Cuando quieras relajarte, aliviar el dolor o simplemente escapar del estrés cotidiano del día a día, no hay nada mejor que un relajante masaje corporal relajante y que alivie el dolor.

Un masaje de aceite esencial aromático o un masaje de aromaterapia básicamente combina ‘aroma’, usando aromas curativos, con ‘terapia’, la técnica de un masaje terapéutico real.

En un masaje de aromaterapia, los aceites esenciales se añaden al aceite vegetal y se crea una mezcla específica que se aplica tópicamente. Durante el masaje, las moléculas aromáticas del aceite esencial llegan a la sangre y a la parte del sistema límbico del cerebro, teniendo profundos efectos en la mente y el cuerpo.

Al afectar directamente el sistema límbico del cerebro, los aceites esenciales pueden transformar la manera en que la mente y el cuerpo responden a las emociones, el dolor, el estado de ánimo, el placer… de tal manera que complementan la terapia de masajes de una forma maravillosa para aliviar el estrés, aliviar el dolor y relajar.

Beneficios del masaje de aceites esenciales

Los beneficios de un masaje con aceites esenciales son increíbles y puedes crear y usar tus propios aceites para realizar un masaje de aromaterapia en tu hogar.

Estos son algunos de los beneficios del masaje con aceites esenciales:

  • Calma los músculos doloridos y ayuda a aliviar las lesiones deportivas
  • Reduce la inflamación
  • Aliviar el dolor de espalda
  • Alivia el dolor de la artritis y el dolor en las articulaciones
  • Afloja la rigidez muscular y reduce los calambres
  • Ayuda a la circulación
  • Alivia el estrés y la ansiedad
  • Ayuda en momentos de depresión
  • Hidrata y nutre la piel
  • Reduce las estrías
  • Aliviar las afecciones de la piel como el eczema y la psoriasis
  • Ayuda a relajarse y alivia el insomnio

Cómo usar aceites esenciales para el masaje

Masaje de cuerpo entero: Esto implica mezclar y crear una mezcla de uno o más aceites esenciales con aceites vegetales.

Para hacer mezclas de aceites esenciales para masajes relajantes, normalmente se puede realizar con una dilución al 2%.

Una dilución al 2% significa que a 30 ml de aceite vegetal se le añaden de 10 a 12 gotas de aceite esencial. Y así multiplicar o dividir según el tamaño del recipiente que tengamos.

Mezcla de aceites para masaje corporal relajante

  • 30 ml de aceite vegetal de jojoba (Simmondsia chinensis)
  • 1 gota de aceite esencial de Ylang Ylang (Cananga odorata)
  • 1 gota de aceite esencial de vetiver (Vetiveria zizanoides)
  • 5 gotas de aceite esencial de madera de cedro (Juniperus virginiana)
  • 3 gotas de aceite esencial de lavanda (Lavandula angustifolia)
  • Si se quiere preparar un aceite para masaje más fuerte que calme los músculos o que alivie el dolor se necesita una mezcla con una dilución a 3%.

*Una dilución al 2% significa que a 30 ml de aceite vegetal se le añaden de 10 a 12 gotas de aceite esencial. Y así multiplicar o dividir según el tamaño del recipiente que tengamos.

**Una dilución al 3% significa que a 30 ml de aceite vegetal se le añaden de 15 a 18 gotas de aceite esencial. Y así multiplicar o dividir según el tamaño del recipiente que tengamos.

Mezcla de aceites para un masaje para relajar los músculos

  • 30 ml de aceite de árnica
  • 8 gotas de aceite esencial de manzanilla romana (Chamaemelum nobile)
  • 3 gotas de aceite esencial de menta (Mentha x piperita)
  • 3 gotas de aceite esencial de naranja (Citrus sinensis)
  • 4 gotas de aceite esencial de Ravintsara (Cinnamomum camphora)

Tipos de masajes con aceites esenciales

Masaje en la cabeza y el cuero cabelludo

Un masaje en el cuero cabelludo es buenísimo para activar la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y aliviar la tensión. Para hacer un masaje con aceites vegetales en el cuero cabelludo, usa tus dedos mojados en tu mezcla de aceites, trabajando desde las raíces hasta las puntas masajeando todo el aceite en el cabello.

Masaje facial

Poner unas gotas de aceite vegetal junto con unas gotas de aceite esencial en las palmas de las manos y ahuecar en la cara para dar un efecto instantáneo y relajante. Los aceites vegetales como el aceite de argán, el aceite de jojoba, el de rosa mosqueta, el germen de trigo… son increíbles para la cara y la piel.

Para dar un masaje facial puedes usar una dilución del 1%. Una dilución al 1% significa que a 10 ml de aceite vegetal se le añaden de 2 gotas de aceite esencial. Y así multiplicar o dividir según el tamaño del recipiente que tengamos. Si se usan los aceites esenciales mezclados con mascarillas y exfoliantes para el cutis, usar como máximo de 7 gotas de aceite esencial.

Masaje de pies

Un masaje de pies es una manera increíble de relajarse y descansar. Como los pies tienen poros más grandes, absorben los aceites esenciales con bastante rapidez y se introducen en el torrente sanguíneo mucho más rápido.

Acupuntura

Cuando se utilizan aceites esenciales en acupuntura, se aumenta la eficiencia de manera increíble. Hay que colocar varias gotas de aceite esencial en la palma de la mano y mojar la punta de la aguja de acupuntura en el aceite antes de introducirla en la persona.

Se pueden mezclar varios aceites esenciales previamente en la mano si se desea utilizar más de un aceite esencial.

Compresa tibia

Para que los aceites esenciales penetren bien en la piel, se puede usar una compresa tibia después de aplicarlos. Empapa una paño o una toalla completamente colocándola en agua no muy caliente. Cuando se escurra el paño, tendrá una temperatura agradable, tibia para colocarse en la zona deseada. Después cubra el paño ligeramente con una toalla seca para evitar que el calor salga. Dejar el paño de 15 a 30 minutos.

Paños fríos

Aplique los aceites esenciales en la zona que desee, seguido de bolsas de hielo para tratar los tejidos inflamados o hinchados. Paquetes congelados de guisantes o de maíz son excelentes paquetes helados que se moldearán a los contornos de las partes del cuerpo y no se producirán fugas de agua. Mantén el paquete frío hasta que la hinchazón desaparezca.

Aplicar aceites por capas en la piel

Esta técnica consiste en aplicar múltiples aceites esenciales uno a la vez. Por ejemplo, aplicar mejorana en un músculo dolorido, masajear el tejido suavemente hasta que el área esté seca porque haya absorbido el aceite esencial, y después aplicar otro aceite esencial como por ejemplo menta y esperar a que el aceite esencial esté absorbido y la piel seca. Aplicar un tercer aceite esencial como albahaca y continuar masajeando.

Baño aromático

Para preparar un baño aromático con aceites esenciales hay que tener en cuenta que los aceites esenciales no se mezclan con agua. Para que haya una dispersión uniforme, mezclar de 5 a 10 gotas de aceite esencial con un ¼ de taza de sales, de leche entera o de aceite vegetal y colocar el recipiente bajo el grifo abierto y gradualmente ir añadiendo el agua. Este método ayudará a que los aceites esenciales se dispersen en el agua del baño de manera uniforme y evitará que los aceites esenciales más fuertes ocasionen malestar en las áreas más sensibles.

Inhalación de aceites esenciales

Los aceites esenciales difundidos alteran la estructura de las moléculas que crean olores en lugar de disfrazarlos. También aumentan la disponibilidad de oxígeno, producen iones negativos y liberan ozono natural. Muchos aceites esenciales como el lemongrass, naranja, pomelo, árbol de té, eucalipto, lavanda, incienso y limón son muy eficaces para eliminar y destruir los gérmenes en el aire y las bacterias.

Un difusor de aire frío está diseñado para atomizar un vapor ultrafino de aceites esenciales en el aire, donde pueden permanecer suspendidos durante varias horas. A diferencia de los quemadores para aceites esenciales, un difusor dispersa los aceites esenciales sin calentarnos o quemarlos, lo que puede hacer que el aceite sea terapéuticamente menos beneficioso e incluso crear compuestos tóxicos. Las investigaciones han demostrado que difundir ciertos aceites esenciales con aire frío puede:

  • Reducir bacterias, hongos, moho y olores desagradables.
  • Relajar el cuerpo, aliviar la tensión y despejar la mente.
  • Ayudar a controlar el peso.
  • Mejorar la concentración, el estado de alerta y la claridad mental.
  • Estimular los neurotransmisores.
  • Estimular la secreción de endorfinas.
  • Mejorar la función digestiva.
  • Mejorar el equilibrio hormonal.
  • Aliviar los dolores de cabeza.

Cómo usar un difusor

Comienza a difundir aceites esenciales durante 15 a 30 minutos al día. A medida que te acostumbres a los aceites esenciales y a reconocer sus efectos, puedes aumentar al tiempo de difusión de 1 a 2 horas por día.

No uses más de una mezcla a la vez en un difusor, ya que esto puede alterar el olor y el beneficio terapéutico. Sin embargo, un solo aceite esencial si que lo puedes añadir a una mezcla.

Coloca el difusor en un lugar alto de la habitación para que el vapor del aceite esencial descienda a través del aire y elimine las sustancias que causan el mal olor.

Tipos de difusores para aceites esenciales

Cuando queremos comprar un difusor para aceites esenciales es una decisión un poco complicada cuando no sabes cuál es el mejor que puedes adquirir dependiendo de tus necesidades.

Para comenzar, ten en cuenta que hay diferentes métodos de difusión de aceites esenciales y muchos tipos de difusores de aceites esenciales disponibles para elegir, el precio varía desde muy barato hasta bastante caro, también los hay muy efectivos y otros que son completamente ineficaces.

Con tantas opciones, hay algunas cosas que debes saber para obtener exactamente lo que necesitas. Después de todo, el conocimiento es poder y cuando se trata del poder de los aceites esenciales, cuanto más se sabe, más bienestar aportas a tu vida.

Principalmente hay 4 tipos de difusores de aceites esenciales en el mercado hoy en día:

  • Difusor nebulizador
  • Difusor ultrasónico
  • Difusor por evaporación
  • Difusor de calor

El mejor difusor de aceites esenciales para ti es el que mejor se adapte a tus necesidades, por lo que para tomar la decisión correcta piensa en qué necesitas mientras lees toda la información.

Difusor nebulizador de aceites esenciales

Los difusores nebulizadores de aceites esenciales se consideran a menudo como el mejor tipo de difusores por varias razones: no requieren calor ni agua y no contienen plástico.

Los difusores nebulizadores funcionan por el uso de aire y aceite esencial. Para que se entienda fácilmente, es como si una pequeña corriente de aire sopla a través de un tubo estrecho, creando un efecto de aspiración que lleva al aceite hacia la superficie del tubo donde se expulsa como una fina niebla.

Muchos de estos difusores funcionan con temporizadores que se pueden programar para que la difusión sea de unos minutos en concreto o para encenderlo y saber que se apagará solo.  

Además, los difusores de aceites esenciales nebulizadores distribuyen el aceites esencial perfectamente dispersando una gran cantidad de aceite esencial en el aire cuando más se necesita.

Difusor ultrasónico de aceites esenciales

Los difusores ultrasónicos también dispersan una fina niebla en el ambiente como el nebulizador, pero funcionan de una manera diferente. El vapor que dispersa el difusor es frío, es decir que no se utiliza ningún tipo de calor para la dispersión de los aceites esenciales.

Los difusores por ultrasonido utilizan frecuencias electrónicas para crear vibraciones ultrasónicas a través de una placa de metal que está en la base del interior del difusor, esta placa rompe las moléculas para su distribución en el ambiente. Los difusores ultrasónicos crean una mezcla de agua y aceite esencial, lo que significa que no se diluye aceite esencial puro sino un vapor frío de agua y aceite esencial.

Ten en cuenta que si tu difusor no es de un plástico especial para aceites esenciales, este se puede corroer por los aceites esenciales (especialmente los cítricos), por lo tanto debe limpiarse regularmente para que funcione sin problemas.

Una de las ventajas de los difusores por ultrasonidos es que tienen una pequeña función de humidificador, por lo que es excelente cuando el clima se vuelve frío y seco. Agregar una pequeña cantidad de humedad a la habitación es importante durante la temporada de resfriados y gripes.

Difusor por evaporación de aceites esenciales

Estos difusores funcionan porque a medida que el aceite esencial se evapora, se difunde en el aire al pasar de líquido a gas. Estos difusores suelen usar un pequeño ventilador que sopla aire al aceite esencial, lo que hace que se evapore a un ritmo más rápido de lo normal.

Un inconveniente es que a medida que el aceite esencial se evapora, las moléculas aromáticas más ligeras se dispersan y se evaporan más rápido que las moléculas aromáticas más pesadas, lo que dificulta obtener todos beneficios de los aceites esenciales. Los difusores de aceites esenciales por evaporación suelen ser los más baratos y pueden resultar útiles para aquellas personas que solo desean una explosión de aromas en ocasiones concretas.

Difusor de calor para aceites esenciales

Los difusores de calor para aceites esenciales funcionan de la misma manera que los difusores evaporativos que usan un pequeño ventilador para liberar los aceites esenciales, pero en este caso se usa calor. Estos difusores son relativamente económicos y silenciosos, pero el problema es que pueden cambiar la composición de las moléculas aromáticas de los aceites esenciales cuando se calientan. Algunos de estos difusores usan niveles más elevados de calor que pueden hacer que el olor sea más intenso, pero esto anula por completo el beneficio terapéutico de los aceites esenciales.

Si el nivel de calor no es tan elevado, no se destruirán tantas moléculas aromáticas y aún así hará que tu hogar huela bien.

Otras maneras de inhalar aceites esenciales

  • En un recipiente de agua caliente.
  • Haciendo uno copa con la palma de la mano.
  • Usado el aceite esencial como perfume.
  • Por inhalación directa de la botella de aceite esencial.
  • Bahos de calor: Verter agua caliente en un recipiente y añadir unas gotas de aceite esencial. Bajar la cara a pocos centímetros sobre el recipiente y cubrir la cabeza y el cuenco con una toalla, respirar profunda y lentamente.
    Preparar un spray ambientador casero mezclando 25 gotas de aceite esencial en 250 ml de agua y vodka (a partes iguales).

La eficacia de estos métodos de inhalación es diferente, y un difusor de aceites esenciales es el método más costoso, pero también parece ser el mejor método para la inhalación.

Ingestión de aceites esenciales

La ingestión de aceites esenciales es la manera con la que hay que tener más cuidado a la hora de utilizar los aceites esenciales, ya que el cuerpo asimila el 100% del aceite esencial. Normalmente 2-3 gotas por toma son suficientes, como máximo tres veces al día.

Hay que tener cuidado para evitar la más mínima quemadura del sistema digestivo que los va a absorber. Por lo tanto, lo mejor es ingerirlos dentro de una cápsula vegetal. En el caso de que se quieran ingerir unas gotas de limón por la mañana para eliminar toxinas y equilibrar el PH, se debe utilizar siempre un vaso de cristal, nunca de plástico, ya que el aceite esencial puede absorber el plástico e ingerirlo junto al agua y el aceite esencial.

Hay que tener en cuenta que no todos los aceites esenciales se pueden ingerir. Así que lo que te recomiendo es que siempre leas la etiqueta de tu bote de aceite esencial para ver si se puede ingerir o no.

Métodos de extracción de los aceites esenciales

Los aceites esenciales son extractos aromáticos altamente concentrados cuando que destilan o se expresan a partir de una gran variedad de material vegetal aromático como flores, arbustos, hojas, agujas y ramitas de las ramas de los árboles, resinas, raíces, semillas y cortezas…

Otros procesos para obtener aceites esenciales es por maceración con la técnica denominada enfleurage y la disolución con sustancias disolventes.

La destilación

Hoy en día, la destilación al vapor de agua sigue siendo el proceso más común de extracción de aceites esenciales de las plantas.

El proceso de destilación comienza cuando se coloca el material vegetal sobre una rejilla dentro del alambique. Una vez dentro, el alambique se sella y se hace pasar vapor por el material vegetal para que con el calor los glóbulos de aceite que contiene el material vegetal estallen. Estos componentes volátiles, en forma de vapor, se elevan hacia arriba, junto con el vapor de la cocción, a través de un tubo de conexión que los conduce a un condensador. El condensador enfría el vapor. El líquido se recoge en un vehículo debajo del condensador. Cuando el vapor se enfría, los aceites se condensan, y como no son hidrosolubles, el agua y el aceite esencial se separan y se puede recoger con facilidad. Como el agua y el aceite esencial no se mezclan, el aceite esencial se encontrará en la superficie del agua donde se extrae por sifón.

La maceración

Es la técnica conocida como enfleurage que suele utilizarse para flores como el jazmín, el azahar y la rosa, ya que si se destilaran con arrastre de vapor se estropearía su aceite esencial. Este proceso es muy laborioso, se comienza colocando las flores o pétalos en unas bandejas untadas en grasa o aceite vegetal. A continuación, estas bandejas se mantienen apiladas de 16 a 70 horas. En intervalos regulares se van reemplazando las flores por otras flores frescas, hasta que la grasa se satura de su perfume. Cuando finalmente, se alcanza el punto de saturación se recoge la grasa.

El siguiente paso es separar las sustancias aromáticas de la grasa, que ahora se llama pomada, con un disolvente y purificarla. Este proceso consiste en licuar la grasa que ha absorbido la esencia en alcohol durante muchas horas, para poder separar la esencia. Es un proceso muy largo, a veces se necesitan hasta tres meses para que puedan separarse las sustancias aromáticas de la grasa. El producto que obtenemos no se llama aceite esencial, sino absoluto. Los absolutos tienen una consistencia más densa y tienden a ser coloreados.

La disolución

La disolución consiste en usar sustancias disolventes como el alcohol, para extraer gomas o resinas del material vegetal. En el caso de flores y plantas frescas es mejor usar éter o bencina. El proceso consiste en disolver el aceite esencial en el líquido del disolvente cuando fluye sobre los pétalos. Después, el disolvente se destila a una temperatura baja y el producto que se obtiene sigue conteniendo algunas ceras, es un semisólido que se llama concreto. Cuando este concreto se licúa en alcohol se eliminan las ceras, dejando un aceite floral de gran calidad, un absoluto.

Actualmente, también pueden emplearse butano líquido o dióxido de carbono para obtener absolutos de gran calidad.

La expresión

Se utiliza para obtener aceite esencial de las cáscaras de los frutos cítricos (naranja, limón, bergamota, lima, mandarina…). Originalmente, se exprimía a mano la corteza del fruto sobre una esponja que recogía el aceite. Hoy en día, se utilizan máquinas para este proceso, en el que la corteza se rompe y por presión en frío, se obtienen las mejores calidades de los aceites de cítricos. No se les denomina aceites esenciales sino que se llaman esencias. Aunque para evitar confusiones los llamaremos aceites esenciales.

Hidrosoles

Los hidrosoles o hidrolatos, se obtienen también por el proceso de destilación. Los hidrosoles contienen los constituyentes solubles en agua de la planta aromática y retienen una pequeña cantidad de aceite esencial.

Normalmente, cada litro de hidrosol contiene entre 0.05ml y 0.2ml de aceite esencial disuelto, dependiendo de la solubilidad en agua de los componentes de la planta y los parámetros de destilación.

Ten en cuenta: Añadir aceites esenciales al agua no es igual que un hidrosol obtenido por destilación. Cuando mezclamos agua con aceites esenciales con o sin un dispersante, podemos hacer ambientadores para casa, tónicos para el pelo, sprays para los piojos… pero este producto no se debe confundir con un verdadero hidrosol.