Saltar al contenido
Aromaterapia y los aceites

4 pasos para el cuidado de los pies

pies

Piensa en algo más que en simplemente lavarte los pies con agua y jabón. Puedes añadir a tu rutina de cuidado de tus pies el tenerlos en remojo, aplicarte bálsamos, exfoliantes y cremas. Además. cuando añades los aromas y beneficios que los aceites esenciales proporcionan a estos momentos, la experiencia se eleva a otro nivel.

Tenerlos en remojo

Dedicar un poco de tiempo para dar un baño aromático a tus pies es una gran inversión de tiempo en ti misma. Poner tus pies en remojo dentro de un recipiente de agua tibia y con aceites esenciales no es solo es calmante y relajante, sino que también suaviza las cutículas, uñas, callos y la piel áspera. Los baños de pies son ideales para preparar la piel para las siguientes aplicaciones de limpieza, exfoliación y masaje.

Lavado

No limites tu concepto de limpieza a agua y jabón, otra manera de lavar tus pies es con una exfoliación de azúcar, por mencionar una.

Hidratar

Después del lavado de tus pies, hidrata tus pies con lociones, cremas o aceites esenciales y vegetales específicos para el cuidado de la piel. Puedes preparar tus propias mezclas caseras y aromatizarlas con aceites esenciales.

Masaje

Lo bueno de un masaje relajante de pies es que puedes realizarlo tu misma. Si le dedicas un poco más de tiempo a los momentos de lavado e hidratación es muy fácil que se conviertan en un masaje. Es bien cierto que vale la pena tomarse el tiempo necesario para dar un buen masaje con mezclas preparadas que tengan aceites esenciales y aceites vegetales.

Exfoliante para pies y tobillos

Ingredientes:

Modo de empleo:
1) En un recipiente limpio mezclar todos los ingredientes hasta obtener una pasta.
2) Aplicarla con masajes circulares y déjala actuar de 10 a 15 minutos.
3) Enjuagar con agua tibia y secar suavemente. Y por último, aplicar crema hidrante.

Ampollas

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de macerado de hipérico
  • 5 gotas de árbol de té
  • 5 gotas de lavanda
  • Aplicar en la zona que desea tratar de 3 a 6 veces al día.

Hongos en los pies o en las uñas

1) Aplicar aceite esencial de árbol de té directamente en la zona donde está el hongo.
2) Aplicar como mínimo 3-4 veces al día, el secreto está en la constancia diaria hasta que desaparezca.

Baño aromático para el dolor de pies

1) Preparar el recipiente donde vas a poner los pies con agua tibia.
2) A una cucharada de sal o sales epsom añadir 5 gotas de aceite esencial de gaulteria y 5 gotas de aceite esencial de menta.
3) Verter esta mezcla en el agua tibia y remover.
4) Sumergir los pies durante 20 minutos y relajarse.

Baño aromático relajante para pies

1) Ten listo el recipiente donde vas a poner los pies con agua tibia.
2) En una cuchara grande de sal o sales epsom añadir 10 gotas de aceite esencial lavanda.
3) Verter esta mezcla en el agua tibia y remover.
4) Relájate y deja los pies sumergidos durante 20 minutos y disfrutar.