Saltar al contenido
Aromaterapia

Manteca de cacao

manteca-de-cacao

La manteca de cacao (Theobroma nucifera) es una grasa vegetal sólida y dura prensada de las semillas tostadas del árbol del cacao.

La manteca de cacao tiene una fragancia y una textura suave (debido a sus propiedades “emolientes”) y es súper hidratante. La manteca de cacao es un ingrediente muy popular hoy en día en todo el mundo por sus propiedades antioxidantes.

Componentes de manteca de cacao
Ácido esteárico (24-37%)
Ácido palmítico (24-30%)
Ácido mirístico (0-4%)
Ácido araquídico (1%)
Ácido láurico (0-1%)

Propiedades cosméticas

Previene la sequedad de la piel

La manteca de cacao es excelente como crema hidratante para la piel, porque no tan solo hidrata la piel sino que lo que hace es cuidarla de adentro para fuera. Es una gran fuente de antioxidantes naturales y de grasas saturadas que son especialmente beneficiosas para cuidar de la piel seca y agrietada, ya que se absorbe fácilmente y permanece en la piel durante horas.

Labios agrietados

Una de las formas más populares de usar manteca de cacao es en los labios, sobre todo cuando preparamos nuestros bálsamos labiales caseros. A tu bálsamo labial le puedes añadir tus aceites esenciales favoritos como pomelo, vainilla, naranja o menta.

La manteca de cacao tiene una propiedad fantástica, y es que es una grasa vegetal emoliente, lo que significa que agrega una capa protectora de hidratación a los labios, útil para bloquear los efectos de las temperaturas muy frías, el daño solar o el calor excesivo que pueden dejar los labios secos.

Lucha contra los signos del envejecimiento

La manteca de cacao contiene polifenoles, que según algunos estudios pueden ayudar a disminuir los signos del envejecimiento, además de calmar la piel sensible por dermatitis o erupciones cutáneas.

Además, las investigaciones muestran que los polifenoles ayudan a que la piel tenga una mejor elasticidad y tono de piel, una mejor retención y producción de colágeno y una mejor hidratación.

Alivia quemaduras

Aplica una pequeña cantidad de manteca de cacao en la piel que ha sufrido una quemadura para ayudar a regenerar la piel.

Tratar el Eccema

La manteca de cacao es tan suave que se puede usar como tratamiento natural para el eccema o la dermatitis.

Ayuda a tratar las úlceras bucales

Si eres propenso a desarrollar llagas dolorosas en la boca o ha tener ampollas en los labios desarrollan a menudo, usa un poco de manteca de cacao para mantenerlos humectados.

Reducir las arrugas alrededor de los ojos

Aplicar en las cutículas y las zonas secas de las uñas para hidratarlas.

Puedes utilizarlo para hidratar y humectar el cabello, tan solo tienes que frotar un poco de mante de cacao entre las palmas de tus manos y aplicarlo sobre el cabello húmedo después del lavado con champú, sin necesidad de aclararlo.

Ver otros aceites vegetales