Saltar al contenido
Aromaterapia

Aceite de palo santo

aceite de palo santo

El nombre botánico del aceite esencial de Palo Santo es Bursera graveolens y pertenece a la familia botánica de las Bursáceae.

El aceite esencial de palo santo se obtiene por la destilación al vapor del aserrín de la corteza, la madera y las ramas secas.

La madera del árbol de palo santo se ha usado desde la antigüedad por los incas como un recurso espiritual para purificar y limpiar. Se dice que limpia un espacio de energías negativas y se dice lo mismo del aceite esencial de palo santo.

Sus principales constituyentes son:

– Limoneno (45-80%)
– Alpha-terpineol (4-18%)
– Para-cimeno (1-6%)
– Carvona (0.5-6%)
– Beta-bisaboleno (0.5-7%)
– Fenol (0.5-4%)

Los constituyentes pueden variar en función de si la madera se extrae de zonas costeras o del interior, y si el tronco es de color rojo o blanco.

Beneficios del aceite de palo santo

Los principales beneficios del aceite esencial de palo santo son:

– Inflamación
– Dolor muscular
– Articulaciones
– Artritis
– Reumatismo
– Problemas respiratorios: resfriados, la gripe, las infecciones de sinusitis y especialmente el asma
– Estimula el sistema inmunológico
– Repelente de insectos
– Reduce los contaminantes del aire cuando se utiliza en el difusor
– Tiene un aroma calmante y relajante con una energía poderosa. Se puede ayudar a aumentar la conciencia espiritual y enfocar la meditación mientras se limpia el espacio de energía negativa.
– Sistemas del cuerpo en los que trabaja: Equilibrio emocional, sistema inmune, sistema
nervioso.

Principales usos del aceite esencial de palo santo

Ayuda al sistema inmunológico

El aceite esencial de palo santo ayuda y estimula al sistema inmunológico del organismo, además, así ayuda con la inflamación del organismo, calma el sistema nervioso, alivia la fatiga crónica y el estrés.

Relajante y ayuda con el estrés

El aceite esencial de palo santo, igual que el aceite esencial de incienso, se usan para dar apoyo emocional y espiritual, ya que ayudan a aliviar la ansiedad.

Al inhalarlo, el aceite esencial de palo santo va directo a nuestro cerebro desde donde ayuda a activar respuestas de relajación del cuerpo, reduce el miedo, la ansiedad y el insomnio.

Si quieres tener beneficios extra con el aceite esencial de palo santo puedes mezclarlos con aceite esencial de lavanda + aceite esencial de bergamota + aceite esencial de incienso.

Dolor de cabeza por estrés

El aceite esencial de palo santo puede ayudar a combatir los dolores de cabeza o el mal humor relacionado con el estrés, gracias a que el aceite esencial de palo santo ayuda a disminuir la inflamación y aumentar el flujo sanguíneo.

Puedes poner al aceite esencial de palo santo en el difusor o puedes aplicar aceite esencial de palo santo diluido en aceite de coco en las sienes y en el cuello.

Resfriado y gripe

El aceite esencial de palo santo ayuda a combatir las infecciones y los virus que son los causantes de los resfriados y los virus. El aceite esencial de palo santo ayuda a mejorar la circulación sanguínea y recarga los niveles de energía, que puede ayudarte a sentirte mejor más rápido y aliviar los síntomas del resfriado.

Reduce el dolor de los músculos y las articulaciones

El aceite esencial de palo santo ayuda a aliviar el dolor de la artritis, el dolor de cuello o espalda, el dolor muscular… simplemente diluye aceite esencial de palo santo con macerado de hipérico y aplica en la zona donde tienes el dolor.

Cómo aplicar el aceite esencial de pomelo

A continuación, te mostramos cómo puedes comenzar a usar aceite esencial de palo santo en tu hogar hoy mismo:

– En el difusor: El aceite esencial de palo santo se puede difundir por toda la casa con un difusor de vapor frío.

– También puedes inhalar directamente de la botella o frotar varias gotas en las palmas de tu mano y luego colocar tus manos sobre su cara, a modo de copa, para inhalar.

– Tópicamente: El aceite esencial de palo santo se tiene que diluir con un aceite vegetal como el aceite de almendras a partes iguales antes de aplicarlo sobre la piel.

– Aplicar en los chakras o en los puntos reflejos de los pies.

– El aceite esencial de palo santo combina bien con muchos otros aceites esenciales dependiendo de para qué lo quieras usar. Puedes combinarlo con aceite esencial de incienso, aceite esencial de naranja, aceite esencial de mirra o aceite esencial de madera de cedro.

Ver otros aceites esenciales